jueves, 19 de octubre de 2017

EN ARGENTINA EL DIAGNÓSTICO VUELVE A ESTAR CLARO, EL SISTEMA POLÍTICO NO FUNCIONA, SEGUIMOS SIN CREERLES Y SIN SABER QUE HACER PARA QUE CAMBIE, ESTAMOS INMERSOS EN UN CIRCULO VICIOSO, MUY VICIOSO ( MARTÍN CAPARRÓS, 2012)

Martín Caparrós en  su columna de Noviembre de 2012 , trazaba su visión de la Argentina, con dolor observaba que estábamos inmersos en  un” Círculo vicioso, muy vicioso” y era  asimismo una forma de volver siempre adonde estábamos”, cíclicamente se volvía a fojas cero, al punto de partida (él pone el acento sobre el gobierno K que  se acercaba a cumplir diez años en el gobierno, aunque seguía soñando con un “ proyecto nacional y popular”  como mínimo hasta el 2019 con Cristina Fernández en el sillón de Rivadavia).

Pasaban los años y Argentina volvía a chocar  con lo mismo. Las quejas se repetían, los sucesos también , los debates  tampoco variaban ” Que vuelve la inflación, que vuelven las curritos con el dólar, que la luz se corta cada vez que hace calor, que el agua falta cada vez que hace falta, que el agua sobra porque faltan las obras, que los trenes no andan porque son para pobres”.

Las quejas apuntaban a distintos grupos de poder:… “.los sindicalistas se pelean por la guita, que los empresarios se pelean por la guita, que los gobernantes la levantan con pala”.
Retomaba Caparrós en su análisis y observaba que los discursos se quedaban en eso, en mera retórica y son  los mismos que hace quince años”.

Exiliado en Europa  durante la dictadura, Caparrós  se volvió a afincar en Argentina en 1983  con la primavera democrática alfonsinista para dedicarse a su profesión de periodista, lamentaba  que las escuelas y los hospitales públicos sigan siendo despreciados”  y que , a pesar que en las campañas políticas se hable de “ayuda a los más necesitados”, en la práctica, según el periodista :“ Los pobres siguen jodidos, la vida cotidiana sigue igual de dura, el malhumor sigue igual de malo,y la mugre sigue igual de sucia ( no se refería solamente a la  a la falta de limpieza, sino a los manejos oscuros de los dueños del poder) y por sobre todo porque progresaba “ inepcia de los gobernantes” ( ineptitud, entendida como sinónimo de desdén hacia la ciudadanía, a excepción de seguidores , acomodaticios y aduladores).

Apenaba que Argentina, mantenga el mote de “país  calesita” y que al igual que el divertimento infantil, gire, gire  y al detenerse se vuelva al punto de inicio, sin que, quienes toman las decisiones tomen el toro por las astas y actúen con seriedad. Cansado, arguia: “Seguimos sin creerles y sin saber qué hacer en cambio: que pasa el tiempo y no produce nada…”.

Su sinsabor por la falta de progreso, la expresaba diciendo:”Para muchos –en la calle y fuera de la calle–, el diagnóstico vuelve a estar claro: el sistema político argentino no funciona. Nos pareció evidente en 2001, pero no supimos qué hacer con esa convicción y aceptamos -muchos aceptaron- la versión K del peronismo.

Sin embargo, Caparrós,  argumentaba que el modelo estaba agotado:” Fracasó en el manejo del país –sus errores constantes, sus alardes bobos, sus engaños– reaviva el viejo diagnóstico: “los políticos” –en general– no sirven, no saben hacer lo que dicen que hacen. ( Extiendo las palabra de Caparrós al macrismo).

Preocupado por la falta de remedio ( y de paliativo), subrayaba:” Seguimos sin encontrar un tratamiento: sin saber con qué reemplazarlos. Insistiendo en el lugar común de que “los políticos” son un desastre pero esperando que aparezca uno que no lo sea”.

Conocedor de la realidad, insistía que la calesita seguiría dando vueltas, se detendría por un período  donde nos aferraríamos a  que las cosas cambien, para ponernos” a disposición de cualquier aventurero”, señalaba.

A fines de 2012, con una elección intermedia para renovar parcialmente las cámaras de diputados y senadores junto con otros cargos de menor valía y exposición,  advertía que no vislumbraba alguien con capacidad para revertir la realidad “Solo que no hay siquiera aventureros” .

Según su parecer tampoco lo había en 2003 hasta la aparición de Kirchner  …”y aquí estamos”, se lamentaba.

Antes que Massa rompiera con su triunfo los anhelos de una re reelección de CFK, antes que se sospeche que Macri , ya lanzado como candidato después de sus dos cadencias como jefe de gobierno capitalino, podría conseguir que por primera vez en la Argentina la derecha ganara por derecha, deploraba a la clase política  ( a los tres poderes de modo similar), sentía que , con matices  :” el rechazo actual de la representación se parece mucho al rechazo que había hace diez años, y tiñe la percepción general de cómo estamos”, reiterando su idea principal , existe”  Una sensación muy generalizada: que siempre volvemos adonde estuvimos. Como quien sufre un destino circular, vicioso.

Apesadumbrado, Caparrós, subrayaba que Argentina ya no era  siquiera el País Jardín de Infantes” , ahora, enfatizaba “conseguimos inventar –sin demasiado esfuerzo, puro talento natural– el País Calesita.

Al País Calesita, remarcaba:” nos subimos de vez en cuando al caballito y nos parece que galopáramos y que para tenernos contentos a veces nos prestan la sortija, y que seguimos dando vueltas y más vueltas”.
Culminaba, en tono lapidario: “Y, a veces, hasta decimos que nos gusta”.

Fuente:
Caparrós , Martín :" País Calesita, El País ( España),10 de noviembre de 2012


http://blogs.elpais.com/pamplinas/2012/11/pa%C3%ADs-calesita.html

sábado, 14 de octubre de 2017

LOS CANDIDATOS SE HALLAN AHOGADOS EN DISPUTAS QUE NO SE CONDICEN CON DIFERENCIAS PROGRAMÁTICAS, SINO EN UNA LUCHA INTESTINA DE EGOS PERSONALES

Las campañas electorales desde los 90 ya no se dirigen a un votante, los candidatos y sus asesores comunicacionales variaron su estrategia para convertir al electorado en un" producto" (similar a cualquier campaña publicitaria).

En ese marco, a días de realizarse las elecciones nacionales legislativas de 2013 (centrado en diputados nacionales y senadores , en algunos lugares se eligieron autoridades provinciales y municipales también, siempre a nivel Legislativo, Corrientes y Santiago del Estero eligieron además a su nuevo gobernador y vice) el diario La Voz de Córdoba, entrevistó a especialistas en comunicación a fin de analizar los mensajes y su impacto de las propagandas políticas en los medios. Tal como ocurre hoy, en 2013, los expertos coincidían en la poca originalidad: " La campaña se basa en asuntos que no corresponden a un diputado nacional.", aseguraban.

Los televidentes y oyentes estaban sometidos a un "bombardeo", es decir un palabrerío constante y aturdidor, los avisos se repetían constantemente sin que se emitiera un contenido claro y coherente, el único objetivo era captar votos, sin ideas, apenas apelaban a tocar alguna fibra emocional de los posibles votantes.

En dialogo con La Voz , los especialistas en comunicación política Damián Pertile, Alejandra Martínez y Sebastián Cúneo enfatizaron la sobre existencia de lugares comunes sin grandes aciertos.Reiteraban en su opinión que se recurre a mensajes que no tienen que ver con lo que se podría hacer en caso de lograr una banca en el Congreso Nacional. La no propuesta era el resultado ganador.

Pertile, docente de las cátedras de Asuntos de Gobierno y Gestión de Prensa en la Universidad Siglo 21, s de ahondó " El mensaje que se está construyendo no es uno que vaya necesario de la mano de la banca de diputado. Volviendo a la vacuidad de propuestas, subrayaba “No se vislumbra cómo un diputado puede resolver el problema la Nación”.

En tanto, su colega Cúneo, docente en la cátedra de Publicidad y Propaganda de la Universidad Blas Pascal, añadió que a la falta de claridad había que agregarle la existencias de estrategias confusas , se advertía asimismo una lucha de egos:" “Hay una regionalización de egos", se corrió el eje de lo que tiene que ser una campaña nacional ante lo cual el electorado está confundido. Es una pelea donde no queda en claro lo que se juega”.
Es posible acá tomar la publicación del portal OACA " Se trata no perder la imagen o el ego o lo que se llama rol en el juego que se ha convertido las relaciones, perder la imagen creada o el rol significa ser el dominado y el perdedor o fracasado. La lucha entonces pasa a un primer plano en las relaciones, confrontando al hombre en una guerra sin fin con sus semejantes y anulando el espíritu de cooperación convivencial que se pueda dar.Es entonces cuando la vida para el hombre se convierte en una lucha de egos o una guerra de todos contra todos para poder sobrevivir".

Como reflejo de la cita de OACA y asociado las campañas electorales , es posible ratificar que Las campañas se limitan a una lucha entonces pasa a un primer plano en las relaciones, confrontando al hombre en una guerra sin fin con sus semejantes y anulando el espíritu de cooperación convivencial que se pueda dar". Los candidatos actúan ( o sobreactúan intentando no solo captar la atención del ciudadano y ganar su voto, sino esencialmente la búsqueda queda restringida a no perder la imagen". Entonces la campaña para el candidato se convierte en una lucha de egos o una guerra de todos contra todos para poder sobrevivir.

“Al perderse de vista el partido y quedando sólo candidatos –continúa Cúneo– sumado a la comunicación negativa usando las falencias del
contrincante, pierden de vista que su capacidad de gestión no tiene injerencia en lo que se plantea”.

Por su parte, Alejandra Martínez –doctora en Ciencias Políticas y docente en Política y Comunicación en la Universidad Católica de Córdoba– remarcaba que la campaña carece de originalidad y creatividad: “Se repiten los argumentos típicos, como la conflictividad escalonada
hacia arriba. Los candidatos tienden a confrontar con aquel que está
en el gobierno nacional o provincial”..

Como síntesis de lo expuesto anteriormente, aunque en aquel momento se refería a la oposición kirchnerista, hoy vale reproducir los mismos términos haciéndolo extensivo al resto de los participantes de la contienda que se hallan" ahogados en disputas que, a primera vista, no se condicen con diferencias programáticas sino más bien con una lucha intestina de egos personales.

Fuentes:

Guerra de avisos poco originales y con audiencias “aturdidas”, La Voz ( Córdoba, Argentina), 21 de Octubre de 2013

La vida como una lucha de Egos, Portal OACA,18 Diciembre 2012
http://www.portaloaca.com/opinion/6638-la-vida-como-una-lucha-de-egos.html

¿Qué te pasa oposición? EL loro político 30-11-2014 

sábado, 7 de octubre de 2017

LA OPINIÓN PUBLICA ESTÁ HASTIADA DE AQUELLOS QUE PROMETEN MILAGROS Y SÓLO LOGRAN REAFIRMAR LA SOSPECHA DE ENGAÑO( 2003)

La historia  argentina, se sabe,  se repite constantemente, apenas si van decantando los políticos por una cuestión de edad, cuando el ciclo vital se agota (aunque en algunas ocasiones permanecen en sus cargos ad eternum con foros o bien pasan a un segundo plano y pocos recuerdan quién fue.

Para corroborar las casi inexistentes variaciones vale rescatar lo escrito por Rosa Elena Núñez en su trabajo para la Universidad de  San Juan analizando las elecciones  de 2003 (donde nacería a  nivel nacional el kirchnerismo  y comenzaría a tomar fuerza el Frente Compromiso para el Cambio (origen  y primer nombre del actual partido gobernante del presidente Macri).

Para Nuñez, la realidad argentina, dada la obligatoriedad del voto estaba en 2003 marcada a fuego por representaciones que separan entre un pasado negro que no debía repetirse, “la vieja política” y “los viejos políticos”, y un futuro promisorio de una “nueva política” y unos “nuevos políticos”.

En los discursos de campaña y en las representaciones expresadas por la gente sobresalía la imagen del viejo político corrupto e incapaz de gobernar, más preocupado por la deuda con las entidades crediticias extranjeras y por los capitales del establishment que por las muertes por desnutrición infantil, las condiciones precarias de vida de millones de argentinos desocupados y las bajas remuneraciones de los asalariados, especialmente de los jubilados y pensionados ( queda claro que poco a cambiado y que a pesar de la intervención de gurués del marketing y la aparición de redes sociales que multiplican la publicidad y los discursos en campaña) en  el “imaginario colectivo de la ciudadanía contemplaban la esperanza, una vez más, de un político ideal caracterizado por la honestidad, la capacidad de gestión y la sensibilidad por los sectores más vulnerables de la población.

Sin embargo, la recepción no cambió en 15 años:” La percepción de la gente que había vivido una historia plagada de engaños, receptaba los mensajes salvadores de los candidatos como promesas mágicas, imposibles de cumplir, sin sustento real en los mecanismos capaces de concretarlas, sobre todo a corto plazo, trajo aparejada una configuraron negativa de la política en la gente y si bien han intentado revertir esa imagen apelando a un pasado idílico que de la mano de ellos volvería , olvidan que la opinión pública está hastiada de aquellos que prometen milagros, y sólo logran reafirmar la sospecha de engaño.

Nuñez, busca sacar las vendas de los políticos y marketineros para que innoven y terminen con lugares comunes y discursos perimidos, con anzuelos que ya nadie se va a tragar:” Mostrar al candidato como el único salvador, prometer soluciones y épocas de bonanza sin explicitar cómo harían para llegar a ellas, es un método proselitista poco confiable y caduco para la sociedad argentina”. 

Nuñez distingue varios tipos de votos a partir de las representaciones y diferentes significaciones que han estado presentes en las campañas y cuyos modelos se han repetido, logrando que el desprecio hacia los políticos aumente así como el desinterés:

El voto “utilitario”: es el voto como “moneda de cambio”. La política se percibe como un “mercado”; los políticos son negociantes y la ciudadanía es una clientela a conquistar.

Existe también, señala Nuñez El voto “mágico”: la política es el campo de lo ilusorio, donde las fantasías de los ciudadanos se concretan por la intervención del político-mago.

Son captados por este tipo de voto quienes pertenecen a un tipo de ciudadano facilista, crédulo, negador de un análisis racional de la realidad.
Un tercer tipo es el voto “arma”: la política es un campo de batalla en donde la ciudadanía es vulnerable en períodos de calma y poderosa en época electoral, ya que el voto es un arma que le permite defenderse de los engaños y abusos de la clase política.

Con el que llama “ voto control”: la ciudadanía puede ejercer el contralor del poder y evitar abusos permitiéndole un espacio de poder a la oposición, en el juego democrático.

 Para quienes son outsiders , es decir que no provienen directamente del ámbito político , enfatizan “El voto “oportunidad”: el voto que le permite por primera vez el acceso al poder a un candidato para que demuestre su capacidad.
Nuñez añade aquí que la elección de un out sider conlleva  una esperanza de cambio en la clase política, aunque se mantenga el riesgo a sufrir una nueva decepción y no se hallen diferencias entre “nuevos y viejos políticos”.
Políticos de todos los partidos que ya han pasado por el oficialismo o  la oposición,  han ocupado cargos en el congreso y  son parte de un “elenco estable” cuyo objetivo ha sido desde siempre perpetuarse en el poder , cambiando de partido e ideología sin sonrojarse, se dirigen a la población pidiendo el voto “confianza”. Son los “viejos políticos”, como los define Nuñez. 

Ellos quieren seguir instalados en el poder y procuran recuperar la confianza de la gente en la clase política. Su discurso se construye desde el lugar de No Político, o Ciudadano Político”, es decir como si nunca hubieran tomado decisiones a sabiendas que perjudicarían a una parte importante de la población.

En las campañas aparece asimismo el ” El voto “moral”, un  reclamo en el imaginario de todos los actores de la comunicación política, y hace hincapié en la obligación moral de participar responsablemente del acto eleccionario”. Al electorado se le pide responsabilidad y moral, como una obligación. De parte de los políticos y quienes pergeña la campaña, la obligación solamente existe desde la retórica, jamás como una promesa que cumplirán. La misión de este tipo de votos está en captar a  apáticos y descomprometidos

Nuñez subraya que  la alusión a este voto en los distintos discursos es producto de la falta de sanciones legales a quienes, aún obligados por ley, no votan, o a quienes no se informan suficientemente sobre los candidatos.

Divide y triunfarás dice el viejo adagio , Ñunez lo llama “El voto rencor”: actualiza y mantiene vigentes las discordias, las divisiones político-partidarias, y también otorgar el voto a cualquiera, menos a aquel candidato que no se desea ganador. Se asocia a la dicotomía “vieja / nueva” política. 


Nuevamente intentando quebrar la apatía ciudadana y llamando a los políticos a abandonar el facilismo, a no ponerse el cassette y repetir en forma mecánica, Nuñez concluye:” los discursos políticos deben nutrirse de las representaciones sociales de la ciudadanía, configurando mundos posibles que se condigan con la realidad cotidiana de la gente. Esto significa asumir que la palabra también es acción. 

Fuente:  Rosa Elena A. Núñez Que se vayan todos, representaciones politicas circulantes en las campañas a gobernador y Presidente de 2003, Universidad  Nacional de San Juan , Argentina.

martes, 3 de octubre de 2017

LA CLASE POLÍTICA ARGENTINA ESTÁ MARCADA POR LA INOPERANCIA, NO LOGRÓ GENERAR CONSENSOS MÍNIMOS PARA RESPETAR LOS DERECHOS MÁS BÁSCOS DE LOS ARGENTINOS

Escrito a fines de Abril de 2014 , el artículo de  la agencia Associated Press, resaltaba tres preocupaciones sobresalientes dentro de  la Argentina" La inseguridad ciudadana, la inflación y la pobreza" a las que el gobierno prefería no ver y la oposición las ponía sobre el tapete, pero sin ningún esfuerzo ni propuesta  concreta para solucionarlo." 

Los opositores se limitan a señalar ´la mala gestión´, agravada por el aumento de la criminalidad, el narcotráfico y la pobreza’ como si la crítica en si misma fuera a solucionar el problema, en el caso de llegar al poder", señalaban.  A las declamaciones se hacia necesario agregarle capacidad para ver y crear soluciones, plasmarlas en proyectos y presentarlas puntualmente ante la sociedad", reclamaban.

Se preguntaban con razón hace tres años cuando había ocho candidatos a presidente :" ¿Es justificable que flagelos tan desgarradores para la vida de las personas sean el caballo de batalla de una campaña presidencial sin propuestas claras a efectos de superarlos?.

Observaba la periodista que las mentiras y ocultamiento de la realidad   en la que se unían oficialismo y oposición "cansaba al ciudadano común que  se alejan cada vez más de los discursos políticos para sumarse a audiencias televisivas o virtuales superficiales, que los alejan del pensamiento comprometido y crítico". Lamentaba además que " La cultura cívica que se pierde, en un mundo que parece no fomentarla, además", aunque aclaraba  no es sólo un fenómeno argentino.

Veía la periodista desidia en quienes debían tomar las decisiones, la única prioridad era hablar y hablar y que pareciera que se estaban haciendo cosas, aparentar para ganar votos.  Recalcaba que desde la clase dirigente estaba marcada por la inoperancia política que no logró consensos mínimos para respetar los derechos más básicos de los argentinos.

La inseguridad  era palpable generando que se casi no exista " El derecho a la vida, a circular sin el miedo de que te maten. A caminar por una de las ciudades más bellas del mundo, como es Buenos Aires, sin el temor de que , quien viene detrás tuyo pueda asaltarte o matarte. ‘Hemos perdido la libertad de circular seguros, al menos los que no contamos con custodia oficial’.

Había que agregarle la pobreza que se visibilizaba en las grandes urbes "Las avenidas más importantes llenas de homeless durmiendo , muchos haciendo sus necesidades en el mismo lugar. Además se notaban grupos enteros de personas sin techo viviendo en las plazas .

De cualquier modo, convivían el relato oficial que sostenía la pobreza pudo haber mermado, pero no ha sido lo suficiente o bien y el de la oposición que sin propuestas concretas reclamaban soluciones o prometian ser los salvadores de la patria cuando arriben a la presidencia ".Dos discursos antagónicos y una realidad que los supera. Ampliamente", como afirmaba la autora en 2014.

Los políticos junto a sus adalides no hacían  otra cosa que envolvernos con sus falsos discursos, lograban su cometido :"Así de confundidos pretenden que estemos , cuando en verdad, la realidad se impone frente a nuestros ojos todos los días".

Hace tres años se analizaba y se proponía una solución ( a días de una nueva elección, seguimos esperando"que se concrete "Es imprescindible un saneamiento ético que devuelva a los actores gobernantes su rol de representatividad, de garantes de la transparencia, y la convivencia. Un recambio electoral que garantice no sólo el cambio de personajes sino de la conjunción de políticas públicas que le permitan al Estado continuar con las decisiones acertadas y acentuar su rol en los planos de seguridad, educación , salud y transparencia.



Fuente: Silvia Garnero Argentina: Entre la dura realidad y los discursos negadores", Te Huffington Post, 30 de Abril de 2014
http://www.huffingtonpost.com/silvia-garnero/argentina-dura-realidad-discursos-negadores_b_5243255.html

martes, 12 de septiembre de 2017

EN LA ARGENTINA, LA DICTADURA PUSO EN MARCHA UN PROCESO ECONÓMICO CUYA TENDENCIA SE SINTETIZA "ENDEUDAR Y FUGAR"

En la Argentina, la dictadura cívico-militar puso en marcha un proceso económico y social que, con matices propios, estuvo en sintonía con la hegemonía neoliberal a nivel mundial. Este giro, que interrumpió la sustitución de importaciones, dio lugar a un endeudamiento externo y una fuga de capitales sin precedentes, que definieron en el largo plazo una matriz distributiva en perjuicio de los trabajadores, así como una profunda desindustrialización y una masiva privatización del las empresas públicas", sintetiza en su análisis de los últimos 40 años de la historia económica de nuestro país el economista e historiador Eduardo Basualdo junto a su grupo de trabajo plasmado en  " Endeudar y fugar, un análisis de la historia económica argentina de Martínez de hoz a Macri.

Subraya que  la génesis del neo-liberalismo en Argentina hay que buscarlo en de las políticas económicas aplicadas durante la dictadura del Proceso de 1976  y que irrumpieron con fuerza en los 90' cuando los herederos económicos de la dictadura se unieron al peronismo de Menem y a los capitales extranjeros para "transformar la argentina", cuando las empresas estatales fueron vendidas a precio vil  y de cuyo mal funcionamiento nadie se hizo cargo.De todas maneras, en "endeudar y fugar", se sostiene que " No se trató de un proceso que avanzó linealmente". Exceptúa de la modalidad al kirchnerismo:" Los gobiernos kirchneristas introdujeron en casi todos esos aspectos una contratendencia que revirtió el fenómeno, con sus más y sus menos según el caso" (ndr: Se renegoció la deuda con el Club de Paris y se estatizaron algunas empresas, aunque ello formó parte del relato y épica, que no se concretó con transparencia).
Basualdo y su equipo, añaden con certeza que con la llegada de Macri y Cambiemos al gobierno se retornó al planteo original de endeudar y fugar, con sus previsibles consecuencias sobre la distribución del ingreso y la economía real.

Concebida por integrantes del Área de Economía y Tecnología de la Flacso –una referencia clásica para todos los que se interesan por entender el proceso económico del país–, esta obra traza un exhaustivo recorrido por los últimos cuarenta años de historia económica argentina: desde la valorización financiera, implementada por José Alfredo Martínez de Hoz como ministro de la dictadura, hasta el relanzamiento de ese esquema, ahora bajo la conducción de Mauricio Macri en el poder, pasando por la traumática experiencia del gobierno de Fernando de la Rúa, sobre todo en 2001, que derivó en la mayor crisis económica y social conocida hasta hoy.

Los autores también se ocupan de esa contratendencia impulsada por los gobiernos kirchneristas, en la que se desplegó, no sin resistencias, un inédito desendeudamiento externo que impulsó la expansión de la economía real y la participación de los trabajadores en el ingreso, al tiempo que disminuyó la pobreza e indigencia. Pero no dejan de señalar las limitaciones de este proceso, puesto que no se logró evitar una nueva fuga de capitales que terminó condicionando una vez más el desempeño económico.

Si bien la importancia macroeconómica que adquirieron la deuda externa y la fuga en las últimas décadas dio lugar a numerosos análisis desde vertientes diferentes, e incluso enfrentadas, faltaba una aproximación menos dependiente de las urgencias de cada coyuntura que fuera más abarcativa de sus trayectorias y contextos, así como de la interacción entre ellos. En este sentido, este libro resulta un aporte para atenuar esa ausencia analítica y nutrir un debate impostergable.

Fuente:
Basualdo, E. (editor); Barrera M.; Bona, L ; González M y Manzanelli "Endeudar y fugar, un análisis de la historia económica argentina de Martínez de Hoz a Macri, Siglo XXI Editores, Buenos Aires, 2017.

http://www.sigloxxieditores.com.ar/fichaLibro.php?libro=978-987-629-760-8&utm_source=emBlue&utm_medium=email&utm_campaign=Gacetilla%20novedades%202017&utm_content=Novedades%20agosto%20PRENSA--%C2%A1Novedades%20de%20agosto!&utm_term=multiple--4--multiple--90-100--ENVIO%20SIMPLE

domingo, 10 de septiembre de 2017

EL ESPEJO DE LA HISTORIA, PROBLEMAS ARGENTINOS Y PERSPECTIVAS LATINOAMERICANAS: EL ESFUERZO POR CONCEBIR A LA ARGENTINA COMO PARTE DE AMÉRICA LATINA ( HALPERIN DONGHI)

El espejo de la historia ocupa un lugar central en la obra de Tulio Halperin Donghi. Este brillante conjunto de ensayos escritos entre 1976 y 1986 presenta los frutos de una exploración que sitúa la experiencia histórica argentina en un marco latinoamericano.Hasta entonces, el esfuerzo por concebir a la Argentina como parte de América Latina era inusual en la cultura de una nación que, precisamente, se enorgullecía de sus diferencias con las demás naciones del continente. Fueron las peculiares circunstancias de esos años dramáticos, en los que la violencia y el terrorismo de Estado asolaron el Cono Sur, las que desmintieron esa confianza ciega en la excepcionalidad argentina.

Reeditado por Siglo XXI editores " El espejo de la historia", fue escrito bajo el impacto de esa recaída en la barbarie, este libro nos ofrece una poderosa evidencia del encuentro de nuestro país con su “destino sudamericano”, desplegando nuevas maneras de pensar aspectos significativos de la política y la cultura de la región. En sus páginas, el lector se encontrará con una admirable reflexión sobre la dictadura como régimen político, sobre las características y la trayectoria del liberalismo, y con un célebre ensayo sobre la figura y las transformaciones del intelectual latinoamericano. El libro también se interna en la relación entre literatura, ciencias sociales y política, y aborda tópicos más específicamente argentinos, como la manera en que fue pensada la inmigración a lo largo de más de un siglo.

El espejo de la historia significó un viraje en la trayectoria de Halperin Donghi y un testimonio formidable de su propia “poética” o modo de concebir –y escribir– la historia. Con una introducción de Roy Hora que reconstruye las premisas con que fue pensada la obra y sus principales hallazgos, esta nueva edición vuelve a poner a disposición de los lectores uno de los libros fundamentales del mayor historiador argentino de nuestro tiempo.

Fuente: Halperin Donghi, T. " El espejo de la historia, problemas argentinos y perspectivas latinoamericanas", Siglo XXI, Buenos Aires, 2017.

domingo, 3 de septiembre de 2017

EL PRIMER GOLPE DE ESTADO EN ARGENTINA IMPIDE LA CONSOLIDACIÓN DE UNA GENUINA TRADICIÓN DEMOCRÁTICA , CRISTALIZANDO Y AMPLIFICANDO LAS TENDENCIAS DE VIOLENCIA COMO FORMA DE RESOLUCIÓN DE LAS PROBLEMÁTICAS POLÍTICO-ECONÓMICAS

A partir del golpe del 6 de septiembre de 1930, con el golpe de Estado con el que el general Uriburu derrocó al presidente constitucional Hipólito Yrigoyen, la interrupción de la vigencia de la Constitución se naturalizó y convirtió en una importante y disruptiva práctica de la cultura política argentina en la que la anomia, la ilegalidad y la excepcionalidad constituirán una experiencia histórica constante y traumática", sostiene el Prof. Miguel Angel Taroncher.
Las consecuencias no fueron menores, hasta 1983 se sucedieron golpes de Estado que fueron marcando la historia de la Argentina profundizando el autoritarismo que fue in.crescendo hasta arribar al salvajismo de las desapariciones y torturas inhumanas en 1976. Como añade Taroncher: "La tiranía de Uriburu dejó como saldo y nefasto precedente un legado que retomarían otros gobiernos militares: la violación de la constitución y los derechos humanos. Bajo el imperio de la ley marcial y el estado de sitio fueron fusilados cinco ciudadanos dos de ellos anarquistas. Se desató una inmensa campaña de persecución ideológica de militares opositores que sufrieron junto con jueces y empleados públicos exoneraciones, cesanteos y encarcelamiento sin juicio previo. Se estableció en forma sistemática la aplicación de las torturas tradicionales y la innovación que significó la picana eléctrica implementada por el psicopático jefe de la Policía, Polo Lugones, en la sección especial de la Policía Federal",
Los medios de comunicación opositores sufrieron la persecución ideológica se clausuraron diarios, entre ellos Crítica, que comenzó a denunciar las torturas estableciéndose la censura de prensa. Comisiones especiales no lograron demostrar los extendidos cargos de corrupción, desabastecimiento que la prensa, en forma despiadada, hacía recaer sobre el presidente y sus colaboradores. Acusaciones éstas que habían servido para movilizar sentimientos de desánimo e indignación en la ciudadanía.
En contraposición, otros medios generaron el caldo de cultivo para que se produzca el quiebre constitucional , la  conspiración que generó  golpe :  La Prensa, La Nación, La Razón, La Vanguardia se ensañaron con el jefe de Estado al que caracterizaron de "tirano" "totalitario" " anticonstitucional" ,"déspota", "dictador" , "inepto" y ",corrupto". El diario de extrema derecha nacionalista La Fronda, representativo del racismo y clasismo del nacionalismo aristocratizante -en el que abrevaba uno de los principales impulsores del golpe de estado, el germanófilo general retirado José Félix Uriburu- desacreditaba al radicalismo desde una matriz analítica que abrevaba en el racismo y el clasismo: "El triunfo del radicalismo en toda la República, ha tenido, como principal consecuencia, un predominio evidente de la mentalidad negroide", escribian en una clara muestra de discriminación.
La situación  social , relata el académico estaba signado por una profunda crisis política determinada por la hegemonía electoral del oficialismo que en cada nueva elección relegaba a los partidos opositores al rol de permanente oposición volcándolos hacia salidas extraconstitucionales.  Se sumaba otro elemento :La violencia política dominaba el panorama en las intervenciones oficialistas en las provincias de Cuyo y los grupos nacionalistas y radicales yrigoyenistas de choque callejero tenían el espacio público como escenario de sus disputas. 
Colaboraba al desprestigio la deteriorada salud del anciano presidente  que impulsó una sorda lucha faccional por la sucesión en el seno del partido y el gabinete nacional, paralizando muchas iniciativas y dinámicas administrativas.
Fue también un  elemento gravitante en el consenso para clausurar la experiencia radical, el cumplimiento de una plataforma que, en una Argentina liberal, propugnaba una mayor intervención del Estado en las relaciones sociales a través de la extensión del régimen de jubilaciones y en la economía a través de la nacionalización del petróleo, la integración económica de las regiones interiores mediante el ferrocarril y la provincialización de los territorios nacionales, una redefinición de las relaciones económicas con gran Bretaña y un pacto de colaboración con la URSS para recibir material petrolero y equipamiento ferroviario.
Finalmente, El 6 de septiembre en horas de la mañana, con escaso apoyo militar, el general, Uriburu y numerosos políticos sólo lograron sublevar a un grupo de cadetes del Colegio Militar y la Escuela de Aviación cuyos aeroplanos sobrevolaron la ciudad. La tradición profesionalista del Ejercito estuvo a punto de hacer fracasar la asonada, muchos de los civiles, entre ellos diputados conservadores y socialistas independientes, cuya tarea fue la de impulsar la sublevación de los cuarteles fueron detenidos, o expulsados de las instalaciones militares. La más poderosa, Campo de Mayo, no se adhirió y en la gran mayoría de guarniciones los comandantes evitaron que sus subordinados se sumasen al movimiento.
Fue la masiva participación popular la que decidió la suerte del golpe, caravanas de autos acompañaron al general Uriburu a medida que los insurrectos se acercaban a Plaza de Mayo. Las filas de ciudadanos aumentaban formando una multitud que, momentáneamente, brindaba un marco popular al proyecto elitista. Militantes radicales armados apostados en la esquina del Congreso, en la confitería El Molino, lograron, momentáneamente, detener su irreversible avance. En la Casa Rosada el vicepresidente Enrique Martínez, en quien Yrigoyen había delegado el mando días atrás por razones de salud, capitula ante los golpistas. Antes de que parte de la multitud tome por asalto la casa de Yrigoyen, éste es trasladado al Regimiento VII de La Plata, ante cuyo comandante presenta su renuncia institucional. El ciclo de la República liberal concluía en medio del fragor de armas y el crepitar de los austeras pertenencias del ya ex presidente.
De cualquier manera, el accionar injustificado de Uriburu y la deposición de Irigoyen, se pueden resumir en las nefastas consecuencias que marcarian el rumbo del pais, retomando el análisis de Toroncher " la interrupción de la vigencia de la Constitución se naturalizó y convirtió en una importante y disruptiva práctica de la cultura política argentina en la que la anomia, la ilegalidad y la excepcionalidad constituirán una experiencia histórica constante y traumática.
Asimismo el primer golpe de estado de la Argentina contemporánea impide la consolidación de una genuina tradición democrática cristalizando y amplificando las tendencias de violencia como forma de resolución de las problemáticas políticas, económicas.

Fuente: Toroncher, Miguel A. "El derrocamiento de Yrigoyen: el comienzo del autoritarismo institucional", La Capital, Mar del Plata , 6 de Septiembre de 2015. http://www.lacapitalmdp.com/noticias/La-Ciudad/2015/09/06/287487.htm